Tusanaje | El festín del año nuevo lunar
1088
post-template-default,single,single-post,postid-1088,single-format-standard,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

El festín del año nuevo lunar

El festín del año nuevo lunar

El invierno en China está a punto de terminar, un nuevo tiempo empieza a aflorar y el Año nuevo Lunar está por llegar. Los fuegos artificiales empiezan a sonar para ahuyentar a Nián, muchas familias se reúnen para celebrar, todo debe estar preparado para esta ocasión tan importante. Esta celebración no es de un solo día, sino que se extiende con distintas actividades durante quince días. Al igual que en Occidente, todos los miembros de la familia compartirán una cena juntos para despedir el año y dar la bienvenida al siguiente.

En China, comer está en la médula cultural. Todos los asuntos se relacionan con comida, y la Fiesta de la Primavera no es la excepción: en la mesa no puede faltar un plato de pescado porque en China, “pescado” se pronuncia igual a “sobra” que significa “riqueza que sobra al final del año”; para asegurar un buen comienzo del año siguiente y fin del mismo, se elabora un plato de pescado con la cabeza y cola intactas. El día 15 del primer mes del calendario lunar chino se come yuanxiao, (albóndiga hecha con una envoltura de masa de arroz glutinoso y relleno dulce), símbolo de la unión familiar. El día 5 del quinto mes lunar se come zongzi (también conocida como tamal chino).

La comida debe ser preparada antes de tiempo y todos los cuchillos deben de ser guardados al comienzo de año. Según la tradición, usar un cuchillo durante los primeros días del año “corta” la buena suerte para el próximo año. Se preparan una serie de platos concretos, como símbolo de prosperidad y longevidad. Se sirven los largos fideos sin cortarlos; en el sur de China, se preparan unos pastelitos dulces de arroz glutinoso que se llaman niángāo, que suena como “cada año mejor (nián gāo)”.

La comida debe ser siempre abundante, pero aún más en estas fechas; esto representa la esperanza de prosperidad y buena fortuna. Tratándose de los alimentos, el motivo primordial es compartir.

No Comments

Post A Comment