Tusanaje | Pekín: una de las cuatro grandes capitales históricas de China
1469
post-template-default,single,single-post,postid-1469,single-format-standard,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

Pekín: una de las cuatro grandes capitales históricas de China

Pekín: una de las cuatro grandes capitales históricas de China

Fuente de la imagen: Traveler Corner

Introducción

“中国四大古都” (Zhōngguó Sì Dà Gǔ Dū) es una frase popular en chino mandarín que podría traducirse a nuestra lengua como “Las cuatro capitales antiguas de China” y que hace referencia a Pekín, Nankín, Luoyang y Xi’an. El imaginario colectivo de los chinos otorga ese título simbólico a las citadas ciudades en reconocimiento a su importancia como grandes centros políticos en distintos periodos históricos del país.

El caso chino de identificar “capitales antiguas” o “capitales históricas” no es excepcional. Ambas denominaciones se usan de manera general en varios países alrededor del mundo para designar a las ciudades que en el pasado tuvieron el rango de capital. Es el caso de Kioto para Japón, San Petersburgo para Rusia, o Salvador de Bahía y Río de Janeiro para Brasil. En el Perú, si bien Jauja fue la primera y efímera capital designada por los conquistadores españoles antes de la fundación de Lima, Cusco es la única ciudad reconocida constitucionalmente con el rango de capital histórica del país.

En la presente columna se publicará en el transcurso de las próximas semanas cuatro breves artículos, cada uno dedicada a presentar a una distinta capital histórica de China. El artículo de hoy está dedicado a Pekín, actual centro político de la República Popular China.

Hechos relevantes de Pekín como capital histórica de China

Pekín (北京 – Běijīng) significa “La Capital del Norte”. Su nombre se contrapone al de Nankín (南京 – Nánjīng) que significa “La Capital del Sur” y que también es una de las grandes capitales históricas de China.

En torno a la escritura de su nombre, el Diccionario Panhispánico de dudas (2005) señala que Pekín es la grafía tradicional de la ciudad en español y la que recomienda utilizar. En cambio, Běijīng es la transcripción fonética del chino mandarín en el sistema pinyin de la República Popular China. En inglés se suele denominar a la ciudad Beijing, siendo evidente su origen en la citada transcripción al alfabeto latino, y es el término que más resonancia tiene en los medios de comunicación internacionales.

Pekín posee una población de aproximadamente 21 millones de habitantes, lo que la convierte en la segunda ciudad más poblada de China después de Shanghái. La ciudad será sede de los XXIV Juegos Olímpicos de Invierno en el 2022, siendo la primera ciudad en la historia en celebrar juegos olímpicos de verano y de invierno (XXIX Juegos Olímpicos de Verano de Pekín del 2008).

Pekín destaca por su relevancia cultura en la China contemporánea. El prestigio de la variedad pekinesa del mandarín lo convirtió en la base fonológica del mandarín estándar, idioma oficial de China. La Ópera de Pekín es considerada una de las más altas expresiones culturales país, declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en el 2010 por la Unesco. En lo que respecta a centros de educación superior, el Ranking de Universidades de Asia Times Higher Education 2017, señala que Pekín alberga a las dos mejores universidades chinas: la Universidad de Pekín y a la Universidad de Tsinghua.

La ciudad ha tenido varios nombres a lo largo de su historia. Uno de sus antiguos nombres era Zhongdu (中都), “La capital del medio”, ciudad que fue arrasada en 1215 por Genghis Khan, fundador del Imperio Mongol. Los mongoles establecieron en China la dinastía Yuan. Kublai Kan, nieto de Genghis Khan y fundador de la dinastía Yuan, erigió en la zona una nueva ciudad para que sea capital de China, la que recibió el nombre de Dadu (大都)  o “La gran capital”, conocida también como Khanbaliq, base de la actual ciudad de Pekín. La ciudad fue conocida por Marco Polo, quien la describió como “la ciudad más grande, hermosa y próspera del mundo”.

En el siglo XIV, tras la ascensión de la Dinastía Ming, la capital fue trasladada a Nankín. Sin embargo, a inicios del siglo XV, la construcción de la Ciudad Prohibida revolvió a Pekín su condición de capital de China. En 1928, tras hacer efectivo el traslado de la capital de la República de China a Nankín, la ciudad fue rebautizada como Beiping (北平 Běipíng) que significa “La Paz del Norte”. El nombre Beiping ya había sido utilizado para la ciudad al inicio de la Dinastía Ming, para distinguirla de la capital, Nankín. En 1937 las tropas japonesas  invaden la ciudad y la proclaman capital del Gobierno Provisional de la República de China, gobierno títere que en 1940 es disuelto e integrado al gobierno títere de Wang Jingwei (con sede en Nankín). Finalmente, tras la derrota de las fuerzas japonesas y el fin de la Guerra Civil China, en 1949 Pekín recupera su denominación actual y es proclamada capital de la República Popular China.

Patrimonio histórico de Pekín

Del conjunto de monumentos que conforman el patrimonio histórico de la ciudad, el presente artículo destaca tres de ellos: el Palacio de Verano, la Ciudad Prohibida y la Plaza de Tiananmén.

Palacio de Verano: Es un complejo de edificios y jardines ubicados en las inmediaciones del lago Kunmming. El Antiguo Palacio de Verano fue construido entre finales del siglo XVIII e inicios del XIX y se convirtió en la principal residencia de los emperadores chinos hasta su destrucción en 1860 por las fuerzas británicas y francesas en la Segunda Guerra del Opio. El actual Palacio de Verano surge a partir de la reconstrucción de una sección menor del Antiguo Palacio de Verano por orden de la Emperatriz viuda Cixi. El complejo fue declarado como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1998 por la Unesco.

Fuente de las imágenes: Visit Our China

La Ciudad Prohibida: Es un complejo palaciego que entre los años de 1420 a 1912 funcionó como la residencia de los emperadores de las dinastías Ming y Qing y la sede del gobierno imperial chino, y que hoy en día alberga al llamado Museo del Palacio. La Ciudad Prohibida está compuesta por 980 edificios distribuidos en un espacio de 72 hectáreas y fue mandada a construir por el emperador Yongle (tercer emperador de la dinastía Ming) entre los años 1406 y 1420, con el objetivo de restablecer a Pekín como la capital del Imperio chino. Fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1987 por la Unesco.

Fuente de las imágenes: Visit Our China

Plaza de Tiananmén: Fue en esta histórica plaza donde Mao Zedong proclamó el establecimiento de la República Popular China el 1ro de octubre de 1949. En sus inmediaciones se ubican el Mausoleo de Mao Zedong, el Monumento a los Héroes del Pueblo, el Gran Salón del Pueblo y el Museo Nacional de China.

Fuente de la imagen: Visit Our China

 

“El autor de la presente columna es responsable solo de sus propias opiniones, y no necesariamente apoya o comparte las opiniones de otros escritores y otros contenidos de la web y sus redes sociales.”

No Comments

Post A Comment