Tusanaje | ¿Entonces eres china o no?
2969
post-template-default,single,single-post,postid-2969,single-format-standard,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

¿Entonces eres china o no?

¿Entonces eres china o no?

Desde que me presento en algún lugar, desde niña hasta la fecha, siempre me preguntan de dónde son mis apellidos, y bueno, ahí viene una larga historia que resumo en; “mi tatarabuelo y bisabuelo son de China”. “Pero no pareces china”, me dicen, y no puedo hacer nada más que sonreír para que vean que tengo quizá, un poquito más rasgados los ojos que lo habitual.

Me he topado en mi vida con tantas cosas que hoy veo ya como parte de mí, como cuando cursaba la primaria y me enteré hasta sexto grado que todos mis compañeros pensaban que Champ (porque así me llamaban), era un apodo, entonces cuando hablaban a mi casa para buscarme y decían; se encuentra Champ, mi padre con ese humor que le caracteriza les contestaba; ¿Cuál de todos los Champ?… y no faltaba el típico burlón que al gritarme me decía chamito o champiñón, pero de alguna u otra manera no me molestaba y terminé aceptando y divirtiéndome con este juego que quizá, me seguirá toda la vida.

Hoy, todavía me encuentro en una entrevista en la radio, en el periódico, en la televisión, que por más que explique cómo es mi apellido, seguirán diciéndolo o acomodándolo de otra manera.

Me han preguntado algunas veces si sé hablar en chino, koreano, o algo por el estilo, no, siempre digo no, bueno, a veces cuando me encuentran en mi momento de euforia o con ganas de echar una broma digo “Nǐ hǎo, Wǒ bù zhīdào”… y remato con un “Zài jiàn”, luego me preguntan qué significa lo que les dije y comento que esto sólo es para mi divertimento, como Mozart, en su divertimento para vientos, y bueno, terminan sin entenderme y pensando que algo “me picó”. Por eso muy frecuentemente, cuando me preguntan si se hablar chino u otro idioma que ellos piensan que tiene que ver, prefiero decir un rotundo no; no, eso no llegó hasta mí, mi padre es el único que podría mantener una conversación si se trata de decir buenos días, cómo está el clima, me recomienda un buen restaurante… y comúnmente si es un jalisquillo normal, termina la conversación sobre mi china ahí, pero a mí me deja siempre pensando mucho, me imagino si me preguntaran “¿extrañas por allá?”, claro que, cómo podrían preguntarme eso si ni siquiera conozco, pero de alguna manera lo pienso, o veo las imágenes de China por internet, o escucho sobre mi familia, y claro que la extraño, es algo difícil de comprender hasta para mí, pero sé que se me antoja (otra vez, como dicen muchos), ir a Huangshan, en Anhui, China, por ejemplo, conocer mis raíces que las siento tan lejanas de pronto, pero después recuerdo aquella ocasión cuando mi primer hijo tenía un año de edad y lo lleve a los columpios de la unidad frente a los departamentos. Alcancé a escuchar a unos niños que iban pasando y dijeron “qué hace ese niño chino con esa mujer, ¿es su mamá?”, y me doy cuenta de que china está aquí, sentada en una reunión con mi familia, en los ojos de mis hijos, en mí, y calmo un poco la sensación de nostalgia, como cuando suspiras y no sabes muy bien hacia donde se va ese viento, que algún día estaré por allá y podré completar esa parte que existe dentro y que me ha llenado la vida en esta Guadalajara linda que me sigue preguntando “¿es Chávez, Chamo, Camp, Chani….?”, y yo contesto; “Con eme, es como si dijeras champiñón, pero sin el piñón…”, y después, sonrío.

 

Sofía Cham

No Comments

Post A Comment