Tusanaje | Cuatro tusanes, en cuarentena, a cuatro manos (Primera parte)
3371
post-template-default,single,single-post,postid-3371,single-format-standard,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

Cuatro tusanes, en cuarentena, a cuatro manos (Primera parte)

Cuatro tusanes, en cuarentena, a cuatro manos (Primera parte)

El COVID-19 cruzó el espacio limeño donde cuatro artistas tusanes, cada uno en su espacio vital, nos encontrábamos reguardados de la incertidumbre, superamos la fuerza del virus y nos miramos las manos. Así nació este proyecto que dejó de ser fiel al nombre, porque casi al final de las tres semanas de creación se sumaron dos artistas más, además de la siempre solidaria mano de edición y gráfica de René Silva Catalán, poeta y editor de Ediciones Andesgraund y Letra Clara.

Antonio Hip, Rodrigo P. Campos, Valeria Wong, NiltonMaa, Gonzalo Macalopú ChiuJulia Wong Kcomt metieron las manos en la masa, se adueñaron de los poderes del virus y crearon, junto a René Silva, este pequeño himno a la amistad.

Son cuatro textos, poesía, narrativa, teatro, foto, gráfico, intervenidos o completados por otro artista. Créditos en cada uno de los textos. Pasen, vean, opinen o guarden silencio para su contemplación.

El primer texto “Cortinas”, nació de un diálogo tete a tete con Vale Wong y nuestros miedos femeninos. Las imágenes son deRené Silva Catalán poeta y editor de Andesgraund y Letra Clara. (Chile-Bolivia).

Julia Wong

 

Cortinas-

Lima a 500 metros sobre el nivel del mal

Ya no quiero salir corriendo

Tomar un vuelo y huir de mí

Tengo miedo de Av. Corrientes

Me toco, me escucho, me leo

En todas las teorías y dogmas que quise profesar

Siendo sincera, solo creo en este virus

Leo las conspiraciones y entre líneas leo

La carencia de afecto de mis contactos

Por error, cariño o compromiso

Error de noches al deambular por Plaza 2 de Mayo

Tengo miedo de la policía del pensamiento

De la legitimación y franqueza de la violencia

De los aplausos 8pm

Donde estaba en previas aniquilar mi ingenuidad

Le tengo miedo a la falta de afectos

A la frivolidad de las compras por internet

Le tengo miedo a mis reflexiones que revelo a mi almohada

Me creo

Creo en las preocupaciones de mi papá

Los regaños de mi madre

En los pulmones entusiastas de peste de mi abuela

Herencia de José Wong

Entiendo

La euforia

Al despedido

El desgano

La abrumación

La hipersubjetividad

La era del vacío

Combustiono

Y pocos en mi casa lo toleran

Compartí departamento en Barcelona con alguien llamada Alma

Mi gato solo aguantó mi combustión mientras sonaba IDLES

Mi furia contra las muertes en cuarentena

En cuatro paredes no puedo aportar mucho

Solo entregarle ropa a una mujer divagando

Y que vive entre el toque de queda y el arresto

Mi PallMall de mierda

Me da miedo se haga humo

Recuerdo cómo se oía MazzyStar desde mi ventana

De mi ventana al abismo

Extraño

Aderezarme cuando SUMO me toca

Encontrar a Eielson intempestivamente

Evitar estímulos terrenales

Las amanecidas al lado de José

Las rutinas de abandono de hogar en mi casa

Cuánta suerte tuve

Los días de cuarentena en compañía de la depresión

Son altamente placenteros

Sobrevivirá quien desdoble su fortaleza espiritual

No sé de qué cortina colgarme

No sé con cual envolverme para bailar

 

Vale Wong


Me quiero colgar de las cortinas

Ya no son las masas voluptuosas como el Mar de China

Lo que separa el pasado del presente

He corrido y volado una vida y otra

Descubrí otro espacio para la ley de gravedad

Ahora caigo en este punto pequeño

Donde vuelvo a ser cordón umbilical

Para conectarme a mi propio vientre

Me envuelvo en caramelo turco, en manteles y pañuelos

Extendidos en la arena

Huyo de mí, de los espacios y lugares

Parecían invitarme a mirar por la cerradura

Hoy no hay donde ir al cruzar esa puerta

Los lugares visitados ya cerraron

Los monstruos de la noche

Debajo de la tierra cobran su justa dimensión

Dicen que la vida es corta y frágil

Un pequeño petroglifo me recuerda cuan quebradizo

Es mi corazón y la sangre

Valen más los cables de Microsoft extendidos

Por debajo del mar

Abajo del océano el cableado conecta el mundo

Sabe cómo pensamos, reímos, que nos duele

Cuantos pasos adelante y hacia atrás haremos

Que puede ser Instagram, sino la vanguardia que nos empuja

A lo que no somos

Quiero pararme frente al Pacífico

Regresar al tiempo de las amonitas

A las conchas rotas

Dicen que la vida viene en un caparazón de tortuga

Quiero revolcarme en arena traslúcida de las Galápagos

Volver al inicio

Y besarte

Con ecuaciones matemáticas y polvo de estrellas

No entiendo ni la euforia, ni la bruma,

Sobre todo la que sobrevuelan los helicópteros

Despedazo las palabras de otros para sobrevivir.

MI padre ya murió, no necesito matarlo

Esconder los sentimientos y sus imágenes extrañas

El Neurocortex copia el aprendizaje de los mejores libros

Dieron nueva forma al cerebro ahora obediente

A las ficciones sagradas

Pero yo no era eso, yo extrañaba, sentía

Yo era el mar

Y buscaba el fuego

Esa única ley que nos abraza.

Julia Wong

 

No Comments

Post A Comment