Tusanaje | ¿Diversidad cultural o estrategia comercial? Hablemos de Crazy Rich Asians (2018)
2454
post-template-default,single,single-post,postid-2454,single-format-standard,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

¿Diversidad cultural o estrategia comercial? Hablemos de Crazy Rich Asians (2018)

¿Diversidad cultural o estrategia comercial? Hablemos de Crazy Rich Asians (2018)

Neruska Rojas

Historiadora e investigadora

nerurojas87@hotmail.com

 

ATENCIÓN AL LECTOR: alerta de spoilers

El pasado mes de agosto la audiencia estadounidense recibió con gran júbilo el estreno de la comedia romántica Crazy Rich Asians (CRA), largometraje inspirado en el exitoso bestseller escrito por Kevin Kwan (2013) y dirigido por Jon M. Chu.

La cinta protagonizada por Constance Wu (Rachel) y Henry Golding (Nick) recrea la clásica fórmula de las comedias románticas: una chica audaz, atractiva e inteligente, enamorada de un chico guapo, sexy, pero a la vez interesante y sensible. La dinámica romántica del dúo se ve eclipsada con la aparición de la madre, mujer de carácter fuerte e intimidante que rechaza la relación amorosa del pichón. La trágica comedia de enredos la completan los amigos/familiares/personajes secundarios que cumplen el rol típico del alivio cómico en los ratos de tensión.

El mejor rom-com estrenado en el 2018 obtuvo un 92% de aprobación en el portal web Rotten Tomatoes, mientras que en Metacritic recibió una calificación 74/100, un puntaje prometedor que logró posicionar Crazy Rich Asians al nivel de otros largometrajes que no solo gozan de gran éxito comercial, sino también presumen de una amplia aceptación en el público internacional.

Desde la puesta en circulación del primer tráiler, las redes sociales se llenaron de docenas de artículos celebrando el estreno de una película que incluía, después de veintitantos años, un reparto integrado por actrices y actores asiáticos, algo poco común en la industria cinematográfica de Hollywood.

Miembros del reparto de Crazy Rich Asians (2018) junto al director Jon M. Chu

Fuente: Rozette Rago for The New York Times

https://www.nytimes.com/2018/08/08/movies/crazy-rich-asians-cast.html

Filmada en distintos escenarios escogidos entre Singapur y Malasia, la película se convirtió en un éxito de taquilla en Estados Unidos recogiendo un total de 26.510.140 USD en el fin de semana de estreno. En el transcurrir de un par de semanas, dicha cifra se multiplicó hasta alcanzar un total de 174.016.156 USD en el mercado doméstico, monto considerable si se tiene en cuenta que el costo de producción no superó los 30 millones de dólares.    

Opiniones divididas

A pesar del éxito comercial alcanzado en la taquilla estadounidense, la recepción en el mercado chino no logró cumplir con las expectativas de los creadores de Crazy Rich Asians. El estreno tardío en las salas de cine del gigante asiático trajo consigo un inesperado fracaso en la venta de boletos, hecho que se sumó a la falta de interés de un público cada vez más exigente y por tanto difícil de complacer.

Desde el estreno de CRA en la gran pantalla de ciudades como Pekín y Shanghái, los comentarios mixtos no se hicieron esperar. La opinión general se dividió entre quienes se sintieron conmovidos por la historia de Rachel, en contraste con aquellos que tomaron la cinta como una apología a los excesos de una clase social plagada de antivalores y estereotipos, que al mismo tiempo promueve una imagen negativa sobre los chinos.

Tal matriz de opinión se sumó a las fuertes críticas negativas que condenaron Crazy Rich Asians por omitir la diversidad étnica y cultural del pueblo de Singapur, un país cuya población está integrada por una amplia variedad de descendientes del Sudeste Asiático. La omisión “conveniente” para los efectos de comercialización de la película fue duramente criticada en las redes sociales. La poca o nula muestra de diversidad se consideró un acto de falta de sensibilidad hacia las minorías étnicas del país asiático.

Los comentarios de los detractores se centraron básicamente en tres aspectos fundamentales: en primer lugar, el yellow-washing del reparto (una suerte de versión asiática del whitewashing); en segundo lugar, la falta de diversidad étnica de la población de Singapur; en tercer lugar, el uso de inglés británico e inglés estadounidense en detrimento del acento propio del inglés que se habla en Singapur.

Hollywood’s Asian Problem

https://www.youtube.com/watch?v=0L6IRJExiG0

 

Ante la polémica desatada en las redes sociales, los artífices detrás de CRA atendieron el clamor de todos quienes se sintieron afectados por la poca representación de sus raíces asiáticas. En sus respectivas cuentas personales de Twitter e Instagram, actrices y actores ofrecieron merecidas disculpas, al mismo tiempo que reconocían las fallas de la película en cuanto a representación de la compleja diversidad de la comunidad asiática se refiere.

Hollywood’s Asian Problem

https://www.youtube.com/watch?v=0L6IRJExiG0

 

Un logro para la diversidad cultural en la industria

Críticas van, críticas vienen, pero el éxito de Crazy Rich Asians se mantiene. Algunos dirían que dicho éxito se debe a la dulce mezcla de los ingredientes utilizados para crear una comedia romántica que conjuga a la perfección los elementos que el espectador promedio desea ver en toda rom-com: amor, drama, comedia, un toque de sátira social, y por supuesto, el final feliz de Cenicienta (no me malinterpreten, a mí me gustó la película).

Otros dirán que el éxito comercial de CRA responde a una adaptación cinematográfica bastante acertada de uno de los mejores bestsellers del año 2013. Yo diré que se debe a una armoniosa combinación de actrices/actores que ofrecen una interpretación fresca a la larga lista de versiones del desgastado cuento de princesas. A esto se le suman los detalles técnicos que complacen el gusto del espectador: la fotografía, los escenarios, el vestuario, y una entretenida mezcla musical ensamblada por el gran Brian Tyler (uno de los principales músico-compositores detrás de las bandas sonoras de las películas de Marvel).

Poniendo de lado los detalles técnicos, lo cierto es que la cinta explora algunos temas que quizá para el público occidental pasan desapercibidos: la ansiedad de los chinos overseas ante el primer encuentro con sus raíces asiáticas; el debate sobre la vigencia de la piedad filial en esta nueva era de reconfiguración entre la relación paternofilial; el empoderamiento de las mujeres; y la importancia del diálogo para abrir puentes de comunicación multicultural.  

Crazy Rich Asians (2018)

Solo basta con prestar atención a momentos específicos de la historia en los que Rachel, y sus distintos interlocutores, satirizan los estereotipos que se tienen sobre los asiáticos entre los que resalta el odioso término “banana”(香蕉人). Por otro lado, la caracterización de Michelle Yeoh (Eleonor Young) se distancia del clásico cliché de la “mamá tigre”, interpretando lo que ella misma calificó de “mama dragón”, es decir, una madre que cría, cuida y protege a su mayor tesoro.

En una de las escenas más icónicas de la cinta, la familia se reúne en la mesa para hacer dumplings y allí Michelle Yeoh sintetiza en pocas palabras lo que muchos consideran valores pilares de la cultura asiática, es decir, la importancia de la familia, el sacrificio de los padres en beneficio de los hijos, el respeto por la tradición, y el rol que desempeñan las matriarcas en la jerarquía familiar. En este sentido, Eleonor Young es la antagonista que toda rom-com necesita. Y Michelle Yeoh hizo un excelente trabajo al interpretarla.

El factor empoderamiento se amalgama a la perfección con la historia romántica. La historia nos presenta a Rachel (Constance Wu), una chica asiática-estadounidense que lleva con orgullo su identidad y a pesar de las múltiples adversidades, se sobrepone ante los conflictos culturales que día a día deben afrontar las comunidades asiáticas overseas.

Eleonor Young y la madre de Rachel, Kerry Chu (Tan Kheng Hua) son dos versiones que encarnan figuras maternas las cuales experimentan, desde distintos escenarios, la pesada carga de ser mujer/madre en un complejo contexto cultural. Y luego tenemos a Astrid (Gemma Chan) quien, al descubrir una amarga realidad, decide retomar las riendas de su vida para emanciparse de una relación tóxica.

Entre risas y lágrimas, Crazy Rich Asians también invita a la reflexión sobre la manera en la que personajes asiáticos son recreados en la pequeña y gran pantalla. Desde hace décadas, la industria mainstream no solo ha perpetuado estereotipos ofensivos sobre la comunidad asiática, sino que también ha sido el principal promotor del whitewashing, tendencia que ha afectado de manera negativa la forma en la que el público percibe las representaciones de las llamadas minorías, sea que se trate de asiáticos, afrodescendientes o hispanoamericanos.

Tal tendencia afecta principalmente a las comunidades overseas que crecen siendo testigos de la falta de representación no solo en series de televisión o caricaturas, sino también en las películas que se proyectan en las principales salas de cine en cada país. La escasez de diversidad –y la proliferación de personajes estereotipados– tiene gran repercusión en la estabilidad emocional del espectador, quien termina convirtiéndose en la principal víctima de las estrategias nocivas promovidas a través de la industria del entretenimiento.

El éxito de películas como Get Out (2017) y Black Panther (2018), reavivó el debate sobre la falta de diversidad cultural en Hollywood. Si a esto le sumamos las críticas con relación a la disparidad de salarios entre mujeres y hombres en la industria, las mesas de discusión que ha generado el movimiento #MeToo, y las distintas campañas que minan Twitter e Instagram bajo los tags #OscarIsSoWhite & #REPRESENTATIONMATTERS, tenemos como resultado un cúmulo de condiciones ideales que hacen posible abrir el debate sobre el reconocimiento de la pluriculturalidad en un mercado que tiene un significativo impacto en la audiencia global.

Este reconocimiento exige la incorporación de actores asiáticos capaces de interpretar roles que, al menos en guion, son protagonizados por asiáticos. Es un clamor que se ha vuelto una exigencia y se manifiesta en distintos gestos que circulan en las redes sociales activas en nuestra querida network global (ej. #STARRINGJOHNCHO).

Basta tan solo con realizar una rápida búsqueda en YouTube para observar la creciente proliferación de canales que reúnen las voces de jóvenes asiáticos, quienes demandan sin temor alguno mayor representación del talento asiático en todos los peldaños que conforman la industria del arte y el entretenimiento. Ellos son los mismos que aplaudieron el estreno de Crazy Rich Asians, una cinta que, a pesar de incontables críticas, constituye un paso importante en la inclusión de la multiculturalidad asiática en los cerrados espacios controlados por Hollywood.

La película demuestra que los actores asiáticos pueden interpretar otros roles ajenos al nerd adicto a las matemáticas, la chica sumisa que solo está para satisfacer el fetiche sexual del chico con “fiebre amarilla”, la actriz madura que sirve para rellenar el espacio de la milf o lady dragon, o los artistas marciales excepcionales que vienen a emular al legendario Bruce Lee.

Crazy Rich Asians es una cinta que vale la pena disfrutar y apoyar para que, en un futuro no muy distante, la diversidad étnica en las cintas de Hollywood sea la regla y no la excepción.     

Enlaces recomendados:

 ‘Crazy Rich Asians’ stars, author on making the film, Asian-American representation

https://www.youtube.com/watch?v=ZggU23VxDYU

Asian People react to Crazy Rich Asians

https://www.youtube.com/watch?v=QZyn-PFzips

Crazy Rich Asians – Why You Should Not Watch It and Why You Should // Fung Bros

https://www.youtube.com/watch?v=RRRugYwS7xE

Hollywood’s Asian Problem

https://www.youtube.com/watch?v=0L6IRJExiG0

The Weird History of Asian Sex Stereotypes | Decoded | MTV News

https://www.youtube.com/watch?v=HS2jGfW5aOE

11 Worst Stereotypical Asians in Movies – 11 Points Countdown

https://www.youtube.com/watch?v=tXIqarKPwz8&t=396s

#STARRINGJOHNCHO

http://starringjohncho.com/?fbclid=IwAR1KyTFMr3hGC5erR_7VBVQYRFIICwBUqfuVXT2vm7G5ouoBgKymh7UeCOs

1Comment

Post A Comment