Tusanaje | Ser Tusán
488
page-template-default,page,page-id-488,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

Ser Tusán

Perú

La palabra ‘tusán’ es la castellanización de la pronunciación cantonesa (广东话 Guangdonghua,粤语Yueyu) del término -en mandarín (普通话, Putonghua)- 土生/Tusheng. A su vez, 土生/Tusheng proviene de una frase china: 土生土长 (tu3sheng1-tu3zhang3 en pinyin, tou2 sang1 tou2 zoeng2 en jyutping) que significa “nacido y criado en esta localidad”. Cuando los chinos que vivían en el Perú hacían uso del término ‘tusheng’ o ‘tousang’ era para referirse a los chinos nacidos en el Perú, es decir, a la segunda generación. Aunque históricamente el término ha designado solo a hijos de padre y madre chinos, en la actualidad el uso del término se ha ampliado más allá de sus límites semánticos iniciales y es usado al interior de la comunidad peruano-china (o comunidad tusán) y sus publicaciones escritas para designar a todo peruano de ascendencia china, sea este étnicamente puro o mestizo. En los contenidos escritos y audiovisuales del proyecto Tusanaje, utilizamos el término tusán en este último sentido, denominando sin excepción al conjunto de la comunidad peruano-china. Por extensión, también podemos referirnos a los descendientes de chinos de otros países de Latinoamérica y el mundo como tusán o tusanes porque nos parece que, en español, es un término adecuado para nombrarlos por su carga histórica, su carácter inclusivo y su posicionamiento al interior de la comunidad.

España

En España, donde la ola de migración china más fuerte, la de mediados de los años 80 y 90, no empezó tan pronto como en el Perú, el colectivo de ciudadanos españoles de origen chino aún no tiene un nombre que sea académica y popularmente aceptado. Está relativamente extendido online y en medios de comunicación el uso informal del término ‘chiñol’, combinación de las palabras chino y español, pero cuyo uso no es aceptado por todo el colectivo por designar explícitamente dos realidades nacionales o estados nación (dejando fuera otras identidades dentro de la muy diversa España con sus diferentes comunidades autónomas y la muy diversa República Popular China con regiones autónomas y administrativas especiales y República de China). Del mismo modo, es utilizado en diversos contextos los términos ‘de origen chino’ (incluyendo no solo a los descendientes de chinos de ultramar, sino también a adoptados por familias españolas), ‘asiáticodescendiente’ (incluyendo hijos y descendientes de la diáspora de otros países del continente asiático) o ‘de origen migrante’ (aludiendo, muy ampliamente, dado el boom de inmigración al Estado español desde el final del pasado siglo y el principio de este, no solo a los descendientes de la migración china, sino también a los de otras migraciones). En la academia, los trabajos de investigación se refieren al colectivo como ‘chinos de segunda o tercera generación’ en relación a sus padres, pero suscita polémica por seguir considerando chino a un ciudadano nacido y crecido en España.

Cuba

En Cuba, no se utilizan términos tan sintéticos como ‘tusán’. El que más se utiliza es ‘descendiente de chino (para hijos o nietos de chinos)’. Nunca se ha utilizado chinodescendiente, ni asiáticodescendiente, que viene del inglés estadounidense. En lo académico sí que se utiliza ‘chino-cubano (para el chino que reside en Cuba y ha asimilado la cultura cubana)’ o ‘cubano-chino (para los descendientes)’, pero son distinciones no muy frecuentes y más bien recientes.