Tusanaje | Cine y censura: Entrevista a Jonatan Relayze
1910
post-template-default,single,single-post,postid-1910,single-format-standard,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

Cine y censura: Entrevista a Jonatan Relayze

Cine y censura: Entrevista a Jonatan Relayze

Hace algunas semanas, el congresista fujimorista Octavio Salazar presentó una propuesta de ley en la que se pretendía controlar contenidos de “apología al terrorismo” en muchos filmes peruanos; sin embargo, estos han sido tomados como censura al material cinematográfico por muchos peruanos. Actualmente, la ley ha sido aprobada, por lo que conversamos con el director de cine peruano y colaborador de Tusanaje-秘从中来 Jonatan Relayze acerca de este importante tema.

El proyecto de ley fujimorista N. 2987/2017-CR tiene un ítem que establece que las películas que “incurran en apología al terrorismo” no podrán participar de concursos públicos. La Asociación Peruana de Prensa Cinematográfica señaló que el término “apología al terrorismo” es “subjetivo, ambiguo y se presta a la censura”. ¿Estás de acuerdo? ¿Qué entiendes tú por apología del terrorismo?

Existe una definición de apología al terrorismo en el Código Penal que dice: El que públicamente exalta, justifica o enaltece un delito o a la persona condenada por sentencia firme como autor o partícipe. Se trata sin duda de un texto que se puede leer de manera subjetiva, y hasta donde tengo entendido, hasta ahora no se ha juzgado a nadie por apología al terrorismo en el país. Tengo claro que en todas las censuras se han cometido abusos especialmente por presión política o religiosa. Especial temor me genera que el proyecto haya sido hecho y firmado por congresistas fujimoristas sin consulta a cineastas ni a los gremios de cineastas, lo que demuestra que este proyecto de ley tiene un espíritu ajeno a la creación cinematográfica y audiovisual. Soy miembro de la AVC (Asociación Voluntaria de Cineastas) y hemos sido parte de las reuniones entre representantes de gremios para la elaboración de la ley de cine que luego de años de trabajo no pudo ser aprobada a fines del 2017, si bien era una ley que tenía algunas carencias, recogía en varios casos sugerencias para las mejoras de los concursos anuales y se hizo en consenso.

¿Cuál es el argumento que se utiliza para proponer tal regularización del contenido de una producción? ¿Cuál es la lógica fujimorista para proponer una medida así? ¿Acaso toda referencia al terrorismo en una película es “apología” y debe ser evitada?

Precisamente ese es el peligro principal cuando se busca regular contenidos, ya que en el proyecto de ley presentado no hay argumentación ni explicación de la lógica a utilizar para dicha regulación, tampoco indica quiénes tendrán a su cargo esa decisión ni en que instancia se llevará a cabo. Eso deja el camino abierto para que cualquier referencia al terrorismo en una obra audiovisual sea considerada apología, vulnerando asi el derecho a la libertad de expresión y dejando un pésimo precedente. Lamentablemente el problema de fondo son las acciones del partido dirigido por Keiko Fujimori y grupos de militares, quienes se encuentran hace años en una campaña de hacer una nueva historia del Perú usando el revisionismo y negacionismo como herramientas principales. Espero que estos intentos de censura generen al menos una búsqueda de nuevas formas de representación entre los cineastas peruanos interesados en tratar el tema del terrorismo, ya que es necesario poder ver más puntos de vista.

¿Cuál debe ser la relación del cine y la expresión creativa con fenómenos sociales como el terrorismo? ¿Crees que debería haber un tratamiento específico?

Creo que todo depende de la mirada de cada cineasta o artista y de los temas que le interese tratar en su trabajo. Cada uno tiene distintas experiencias de vida y distintas necesidades de expresión. Por otro lado un tema tan complejo y con tantas aristas como el terrorismo no debe ser tratada de una sola forma como una verdad absoluta, sobretodo habiendo tantas víctimas de todos lados, especialmente del lado de los civiles inocentes. En el cine tenemos ejemplos como La Vida es Bella o El Tren de la Vida, con historias sobre acontecimientos muy fuertes de la II Guerra Mundial, pero con un tratamiento dentro de la comedia. Se siente la falta de ese tipo de cine en nuestro país, aparte de este intento de censura con este proyecto de ley, me parece que la sociedad peruana es profundamente conservadora y represora, no me imagino alguna de tantas películas de parodías norteamericanas hecha en Perú, estoy seguro que pedirían cárcel para el director.

¿Crees que la política y el arte deberían estar separados? ¿O que el arte también puede ser utilizado como medio o herramienta de lucha política?

Nuevamente creo que depende de los intereses de cada cineasta, a pesar que en la mayoría de casos se encuentra presente la política, muchas veces el cineasta no es consciente de ello. Sobre este punto me gustaría separar la política en dos tipos: La primera a nivel llamémosla macro y que es la más fácil de notar y se podría reducir a “izquierda o derecha” o ser parte de una organización política y por otro lado tenemos el nivel micro, que me parece la más interesante y tiene que ver con métodos o teorías aplicadas al propio trabajo del cineasta (especialmente independientes y experimentales). El arte por supuesto que ha sido utilizado como herramienta de lucha política. Un caso latinoamericano es el de la película argentina “La Hora de los Hornos”, de Pino Solanas, que en sus más de cuatro horas de duración muestra la lucha social de los empleados de fábricas y miembros de los sindicatos, en el marco de la llegada del peronismo al poder.

No Comments

Post A Comment