Tusanaje | El primer año
2135
post-template-default,single,single-post,postid-2135,single-format-standard,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

El primer año

El primer año

Tusanaje-秘从中来 cumple hoy un año y no me parece que han pasado doce meses. En un año hemos crecido increíblemente, acompañados de personas alrededor del mundo que van construyendo cada vez más lo que inició como una propuesta necesaria para nuestra comunidad.

El Censo 2017 en Perú nos dio el entorno perfecto para poder empezar. “Por sus costumbres y sus antepasados, ¿usted se considera…?” era la pregunta que nos planteaba cuestionarnos acerca de nuestra identidad, una pregunta totalmente cargada de emoción, influenciada por nuestra crianza y nuestras costumbres, por nuestra manera actual de vivir. En ese entonces, Tusanaje-秘从中来 apoyó a la campaña de “Soy Tusán”, añadiendo el término a la lista de opciones, pero empezando a formar algo que ya teníamos como objetivo: mostrarnos como tusanes.

Pero el 15 de octubre también se recuerda por la llegada de la primera embarcación de chinos a Perú en 1849, llena de “culíes” que luego serían utilizados como esclavos. Ese día se conmemora la inmigración de china en Perú, que daría inicio a cada una de nuestras historias.

Con ambos eventos, habría sido casi un delito dejar pasar la fecha que tomaríamos para hacerla también nuestra, y recordarla como el inicio de este gran proyecto.

“Visibilización” es una palabra que suelo usar mucho cuando hablo de Tusanaje-秘从中来, pero es justamente esta la que define uno de los objetivos más importantes (al menos para mi): visibilizar la GRAN comunidad china en el Perú (y más adelante, en el mundo). Es así como empezamos a ser vistos gracias a la campaña “Soy Tusán”. El orgullo de nuestras raíces no se va, pero a veces hace falta un pequeño impulso, y eso es lo que sucedió.

A partir de entonces, todo comenzó a fluir. Más personas nos conocían, nos escuchaban y estaban de acuerdo con la importancia de un espacio que demuestre que estamos aquí, que difunda el material de todo tusán, que nos enseñe acerca de nuestra propia historia, y que evidencie que las similitudes en la crianza de cada uno de nosotros no es casualidad, sino el resultado de provenir del mismo lugar.

Nada se ha detenido desde entonces. El proyecto sigue creciendo, tanto como la comunidad de tusanes en el mundo crece. Estoy convencida que existe una esencia especial en cada uno de nosotros que nos une de una manera inexplicable, y es increíble lo que se puede lograr cuando esta despierta.

Siempre he dicho que yo no soy china, pero que ser tusán no me quita la identidad peruana: soy una descendiente de chinos nacida en Perú. Y estoy orgullosa de llevar en mi sangre dos culturas tan enriquecedoras como esas dos. Eso es lo que para mi es ser tusán.

Desde lo más profundo de mi corazón, y de la manera más sincera posible: Gracias. Y sigamos creciendo. Sigamos siendo nosotros…

¡FELIZ PRIMER AÑO!

No Comments

Post A Comment