Tusanaje | Somos los puentes, seámoslo siempre
1750
post-template-default,single,single-post,postid-1750,single-format-standard,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

Somos los puentes, seámoslo siempre

Somos los puentes, seámoslo siempre

 (Este artículo fue publicada el 04.21.2018 en el Blog Vía China de El Comercio https://elcomercio.pe/blog/viachina/2018/04/somos-los-puentes-seamoslo-siempre )

“El chino no se habla, se canta

no se escribe, se pinta

no se entiende, se acepta.

Así es el chino,

o lo amas con locura o lo odias con delirio,

Y para siempre”.

 

Hace ya 14 años escribí estas líneas cuando empezaba a dar mis primeros pasos en el estudio del idioma chino. Debo confesar que ha sido una Larga Marcha que me ha tomado una década para llegar a la otra orilla. Pero como “ese puerto (no) existe” -Blanca Varela sic.- y con el chino nunca terminas por llegar a la meta final, sigo en la misma ruta, ahora con la experiencia de haber dictado el curso de traducción chino-español en la Universidad de Beijing.

No te equivoques, nunca fui buena para los idiomas. Lo que sucede es que me enamoré del chino a primera vista, desde el primer trazo de un caracter. Antes había tenido un romance de siete largos años con el japonés, y hasta le había echado un ojito al coreano, así que mi pasado oriental era innegable. Pero mis problemas de memoria, mi batalla con la dislexia, mi desinterés por repetir una y otra vez lo mismo, mi necesidad de hacer varias cosas al mismo tiempo (previo a la invención de los smartphones) hicieron que mi relación con el chino sea intensa, lenta, dolorosa pero finalmente satisfactoria.

Siempre digo que si yo aprendí chino, cualquier puede hacerlo. Si estás realmente apasionado o apasionada por el chino como yo (se necesita pasión para aprender, hasta ahora no conozco a ningún adulto que haya aprendido sin darse cuenta), necesitas saber que es una marcha interminable, sin descanso, y que los avances son unos días al ritmo de tortuga y otros al compás de un cangrejo. Por eso, además de todas las recomendaciones didácticas que ya debes haber recibido, vas a necesitar cúmulos de paciencia, constancia, buen humor y humildad, sí mucha humildad.

Con el chino no tengas miedo de equivocarte, todo lo contrario. Acostúmbrate a hacer el ridículo. El método de ensayo-error es el más efectivo para aprender chino. Por eso, si hasta ahora no te has dado un buen tropezón es porque no vas por buen camino. Aunque te digan lo contrario, desde un inicio debes prestar mucha atención a tus tonos, recuerda que el chino es una lengua tonal que discrimina significados. Eso quiere decir que si no marcas bien tus tonos, solo tu profesora de chino te va a entender (por adivinación, claro).

 

EN MEDIO DEL CAMINO

Ahora, si ya estás inmerso en esta Larga Marcha, alcanzaste el soñado HSK5 o HSK6, y te has propuesto convertirte en el intérprete y traductor oficial de chino-español del Presidente peruano (que por cierto nunca ha tenido a un peruano o peruana en esta importante misión) además de manejar adecuadamente el chino y las técnicas de interpretación y traducción, hay otras tres condiciones indispensables que deberías considerar:

(1) Tu nivel de español debe equipararse al de un lingüista. Vas a traducir a tu idioma pero no basta que sea tu lengua natal. Requieres pulir tu propio lenguaje y como hablante del español, tienes que conocer el de la península y además las variantes de nuestra región, tanto en vocabulario como en usos. Y no me refiero a las traducciones técnicas que ya es otro capítulo sino a un nivel óptimo que debe ser la base de tu español.

(2) Trasfondo cultural. Recuerda que en estos tiempos hasta los aparatos traducen (y ya se vienen los chips). ¿Sabes cuál es la mayor diferencia? Las máquinas aún tienen problemas para identificar contextos culturales adecuados para cada situación. Si no conoces la cultura china (me refiero principalmente a la historia, la filosofía y la política), tu traducción será literal, como una copia en blanco y negro. Le faltará la riqueza del color que imprime la cultura.

(3) Armar tu “guanxi” 关系. Otra vez, estamos en un mundo globalizado y China ya no está allá lejos en la China, sino a un simple clic. Si ya te graduaste o estás muy pronto a hacerlo, y ya experimentaste una estancia en China para tu especialización, ahora es turno de armar una red de contactos que te permitirá elegir o llevar a cabo tus propios proyectos. La industria relacionada con la traducción e interpretación en China es cada vez más grande y diversificada.

 

LA PLATAFORMA

Esta semana se llevó a cabo el Taller de Cooperación Sino-Extranjera de Traducción audiovisual y doblaje en el marco del VIII Festival Internacional de Cinematografía de Beijing. Esta edición se tituló “Traduciendo películas, tendiendo puentes culturales” y reunió por una semana a 40 especialistas extranjeros, vinculados a la traducción desde el chino a sus propias lenguas. El objetivo fue conocer las oportunidades de esta industria en expansión y los retos de la traducción de alta calidad de medios audiovisuales en chino.

Todos los participantes extranjeros y chinos del evento.

Ma Li, un funcionario chino explicó el perfil que está buscando este sector. “El traductor de cine y televisión debe ser un viajero, un cantante, un enviado que promueva el intercambio cultural y la comprensión mutua”. Yo añadiría que también debe ser el puente más sólido entre ambas culturas. Esta iniciativa se lanzó en el 2015 y hasta el momento se ha capacitado a más de 200 expertos de 60 países con una cosecha exitosa: Al menos 300 productos audiovisuales chinos fueron traducidos o doblados a más de 20 idiomas, incluyendo el español, los cuales han sido exhibidos en 70 países.

Los organismos involucrados en este gran proyecto son el Buró de Relaciones Culturales Externas del Ministerio de Cultura y Turismo de China, el Departamento de Cooperación Internacional de la Administración Estatal de Radio y Televisión de China, la Universidad de Comunicaciones de China, la Red de Apoyo a Estudios y Traducciones culturales chinas (CCTSS) y el Festival Internacional de Beijing. Hay una segunda etapa de este seminario que se realizará en junio de este año en Shanghai.

Esta es la plataforma de oportunidades:  CCTSS www.cctss.org

Si quieres ser miembro de esta red donde puedes encontrar una biblioteca de proyectos (libros, películas, series, etc.) para traducir o incluso, proponer los tuyos, además de acceder a cursos y seminarios de capacitación, debes mandar tu CV (personal) o presentar a tu escuela o universidad (grupal) a través de un correo institucional. Estos son los datos y las personas de contacto:

Si tienes WeChat este es el camino (por cierto, abre tu WeChat, hay más oportunidades por allí):

 

 

Ahora, si quieres comunicarte con los encargados de este evento, estos son los datos:

Y en el caso de la Universidad de Comunicaciones de China (si estás pensando en vinculación académica, etc.), esta es la persona de contacto:

¡Muy buena suerte y 加油!

Los graduados del taller con nuestros certificados.Tú puede ser la/el siguiente.

 

 

No Comments

Post A Comment