Tusanaje | Sobre Miriam Chiu (Primera parte)
1266
post-template-default,single,single-post,postid-1266,single-format-standard,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

Sobre Miriam Chiu (Primera parte)

Sobre Miriam Chiu (Primera parte)

Visité a Miriam Chiu Morillo en su acogedora casa-taller de Chaclacayo. En esa soleada mañana me enfrasqué en una amena e interesante conversación con Miriam y con su compañero Mauricio, artista como ella. Hablamos sobre nuestros trabajos en el mundo de las artes visuales, de nuestros ancestros, de nuestras costumbres heredadas, de los proyectos futuros…, mientras, muy cómodos y relajados, nos observaban sus dos hermosos gatos.

Miriam es una tusán. Su padre vino de Cantón, como la mayoría de chinos que llegaron por estos lugares. Su padre desembarcó en el Callao hacia 1929; vino acompañado de unos familiares que, después, retornaron a China. Él, según cuenta Miriam, se quedó a vivir acá porque le gustaba mucho esta tierra.

Sobre su trabajo artístico, es en el grabado donde Miriam destaca por su calidad técnica y su apasionante creatividad. Sus libros y objetos tienen como temas la mitología andina, y utiliza la  iconografía del arte precolombino. Sus diseños caprichosos y la elegancia de los colores hacen de sus libros de artista ejemplares sumamente atractivos para los coleccionistas. También dedica parte de su trabajo creativo a la construcción de originales colgantes y juguetes con movimiento. Algunos diseños para juguetes futuros que me mostró demuestran que el fulgor creativo de Miriam es imparable.

Carlos Chong.

No Comments

Post A Comment