Tusanaje | Felicidades, Tusanaje 秘从中来
2142
post-template-default,single,single-post,postid-2142,single-format-standard,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

Felicidades, Tusanaje 秘从中来

Felicidades, Tusanaje 秘从中来

Cumplimos un año en Tusanaje 秘从中来, y a este hijo mío al que cuido y quiero hay que hacerle una gran fiesta. 抓周Zhua zhou es la costumbre china de celebrar el primer aniversario del bebé rodeándole de diversos objetos que, según cuáles sean los que elija y coja primero, determinarán el carácter del niño y sus predisposiciones futuras. Ojalá pudiéramos hacer lo mismo, y adivinar qué derroteros tomaremos.

Cumplimos un año en Tusanaje 秘从中来, y a este hijo mío al que cuido y quiero hay que hacerle Tusanaje 秘从中来 nació el 15 de octubre del año pasado fruto del trabajo de un grupo de peruanos de ascendencia china, un proyecto que empezó con cuatro gatos amigos ansiosos y entusiastas por compartir, y que en solo un año aspira a formar una comunidad global de descendientes de chinos, mucho más centrado en lo que nos une, lo chino, que en lo que nos separa, nuestras diversas identidades nacionales, étnicas, raciales.

Cumplimos un año en Tusanaje 秘从中来, y a este hijo mío al que cuido y quiero hay que hacerle Recuerdo muy bien cómo, cuándo, por qué, me uní yo a Tusanaje 秘从中来y por qué a pesar de no ser una de las fundadoras, honor del que disfrutan mis queridos compañeros Sumi y Rodrigo, puedo decir con orgullo que siento este proyecto tan mío como suyo y como de todos ustedes.

Cumplimos un año en Tusanaje 秘从中来, y a este hijo mío al que cuido y quiero hay que hacerle La última semana de octubre de 2017 preparaba mis exámenes de idioma chino estudiando en la biblioteca del campus de Hongkou de la Shanghai International Studies University. Mi cara de china siempre me permitió mimetizarme y ocultarme muy bien, pero el azar quiso que empezara a hablar en español con una amiga estadounidense. Al oírme hablar español, me habló sorprendida Paula, una rumana políglota. A través de ella, en un ascensor, conocí a uno de sus mejores amigos, Rodrigo. Debo confesar que su proyecto me emocionó tantísimo que me eché a llorar, ahí delante de él, la primera vez que tomé café con él. Delante de un completo desconocido no pude evitar desahogarme, lamentarme, y al mismo tiempo, sentir un inmenso remanso de paz, como si al fin hubiera encontrado mi lugar. Un remanso de paz que en cierto modo continúa.

No voy a engañaros, no voy a jugar con el lector, esto no ha sido un camino permanentemente en ascenso. Ha habido subidas, bajadas, mucho trabajo detrás de esta interfaz sencilla y del contenido procesado que los lectores ven en Facebook y en la web. Pero como en todo proyecto, terminas aceptando que todo forma parte del viaje y, mejor aún, que somos todos una gran familia.

Desde mi perspectiva de trabajo, me gustaría destacar dos momentos clave. No son, sin duda, los momentos más importantes para Tusanaje 秘从中来 (esos incluirían nuestra presentación en la ALADAA, nuestra aparición en los medios de comunicación…) pero fueron los momentos en que yo más trabajo invertí y, consecuentemente, más frutos me dieron a mí misma. Es precisamente en esta parte del mensaje en que cada gestor o colaborador aportará más valor, porque nuestras prioridades individuales o nuestras tareas divididas finalmente caen todos dentro de esta gran casa que es Tusanaje 秘从中来.

El primero de ellos fue nuestra charla delante de los alumnos del grado de Español de la Shanghai International Studies University, realizada gracias a nuestro buen amigo Guillermo Corbalán, y en que Rodrigo y yo expusimos nuestras historias personales de manera paralela, haciendo hincapié tanto en los puntos en común como en las diferencias. La fascinación de los alumnos y el interés por nuestro proyecto demuestra que Tusanaje 秘从中来 ocupa un nicho que era necesario ocupar.

El segundo de ellos fue nuestra colaboración con la institución de la Biblioteca Cervantes de Shanghái. Que un organismo tan importante, el equivalente en español para la propagación del idioma al Confucio chino, apadrinara Tusanaje 秘从中来en el estreno del documental de la directora chiñola Xiaomei Espiro, y que posteriormente hubiera un debate tan interesante, me llenó de entusiasmo.

Creo que todo evento real, que trascienda las pantallas, que nos desvirtualice a todos, es una cita destacable.

Agradezco la colaboración de todos mis compañeros, sin los que sería posible nada de esto. Porque realmente, los cuatro perros que llevamos esto no seríamos nadie sin los grandes nombres que firman en Tusanaje 秘从中来, grandes nombres que hemos conseguido este primer año, y han llenado nuestra biblioteca de algunos de los mejores sinólogos y expertos, y nuestras columnas de arte y literatura.

Con este espacio rico, diverso, multilingüe, que es Tusanaje 秘从中来he aprendido muchas cosas. He aprendido a trabajar en equipo, a coordinar con personas que viven en los cinco continentes y tienen horarios completamente distintos. He aprendido gestión cultural, he podido reunirme con amigos tusanes en cada ciudad nueva que visitaba.

Pero si tuviera que quedarme solo con una lección, sería la de la diversidad dentro de la comunidad de chino descendientes, y cómo el recorrido de vida y las historias personales de cada uno marca de manera inequívoca esa herencia china que todos tenemos y que todos buscamos.

Deseo un segundo año en que sigamos estrechando lazos con las otras comunidades de descendientes de chinos de otros países, y sigamos discutiendo términos e identidades.

Paloma Chen

No Comments

Post A Comment